Un nos vemos pronto y una mañana pasada por agua

 

 

Una mañana extraña en la que hubo que levantarse temprano, muy temprano, nada extraño si trabajas o si decides madrugar para fotografiar el amanecer, pero esa mañana el madrugón era para despedir a mi hermana pequeña que se marchaba de viaje a Reino Unido para trabajar. Una mañana especial que barruntaba además movimiento en el cielo, no solamente por el avión que despegaba sino por las nubes que presagiaban algo de agua.

Con ese panorama, decidí que ya que estaba despierto podría aprovechar para ir a algún sitio a afotar el amanecer y dado que el viento venía de levante, decidí apostar por un lugar que tenía ganas de ver en ese levante y además con nubes.

Allí encontré lo que buscaba aire, nubes y una tormenta con preciosos rayos frente a mi localización. Por fin podría pillar los rayos que tanto busco y además en un estupendo lugar. Pero no sería una historia mía si tuviese esa suerte. cuando me puse en el sitio desplegando el trípode, los rayos cesaron (claro, es de Germán Rubia de quien estamos hablando, y no puede hacer fotos de rayos) empiezo a pensar que alguien no quiere que vea rayos en persona y reza para que cuando llegue se acaben, alguien me ha mandado un mal de ojo.

 

En fin, que independientemente de los rayos ya desaparecidos, las condiciones eran fantásticas para lo que buscaba, aunque no podría ver el Sol porque las nubes cubrían todo el cielo. Así que a disfrutar del ambiente otoñal.

Udsc4383_na variable más apareció en la zona para mejorar o empeorar la
situación la lluvia, primero en forma de gotas arrastradas por le viento, y luego en forma de lluvia torrencial que me hizo abortar por unos minutos la sesión para rdsc_4388_
efugiarme en el coche. Bueno, a decir verdad…lo único que se refugió en el coche fueron los bártulos fotográficos, porque una vez puestos a buen recaudo yo salí a mojarme. Sí, sin otro pretexto que el de dejarme mojar por la lluvia, así de rarito soy. Y corriendo por el lugar y gritando pasé unos minutos de gozo y de liberación mental, que falta me hacía. Hacía tiempo que no disfrutaba siendo yo mismo, siendo un tipo raro que se moja cuando llueve porque quiere mojarse.

Una vez hecho el tonto y cesada la lluvia, decidí reanudar la sesión rápidamente mientras las nubes parecían querer abrirse pues preveía algún momento interesante de luz y además ya no tendría que limpoar los filtros de gotas de lluvia, así que volví a donde estaba al principio y el cielo me regaló un bonito momento de luz mientras se abría algún claro, pero desgraciadamente lo pasé limpiando otra vez el filtro porque el viento seguía trayendo gotas de lluvia de no se sabe donde. Pero bueno, algo pude pillar de ese momento como podéis ver en alguna foto que pongo.Web-Prepared_______________

dsc_4393_

Este es el resumen de una bonita mañana donde un adiós dejó paso a un entretenimiento muy singular.

¡Hasta la próxima!

Eclipsado por la Luna

Noche del 27 al 28 de septiembre de 2015, Arrecife de las Sirenas, esperando la magia…

Aquella noche la llevaba planeando desde hacía un par de meses, había planificado el lugar y el ángulo más adecuado para realizar unas foto con la idea de obtener una imagen en concreto que resumiese de un plumazo todo el proceso de eclipse. El día era propicio porque además de haber eclipse total teníamos una “Superluna” Término que se ha puesto muy de moda últimamente.

Bueno, pues allí decidí bajar yo con la firme intención de obtener lo que quería, pero lla naturaleza una vez más se había propuesto fastidiarme otra vez…el cielo estaba medio nublado… unas nubes altas finas que no eran lo suficientemente desarrolladas como para generar alguna tormenta pero sí lo suficientemente densas como para fastidiarme la visión del espectáculo que tanto tiempo llevaba esperando.

De manera que dediqué la espera a realizar imágenes de prueba y comprobar el recorrido que seguría la luna en su descenso mediante una aplicación para smartphone. Todo estaba preparado pero el eclipse comenzó y el cielo seguía medio encapotado, menuda suerte la mía.

Por suerte hubo una ventana de nubes y pude contemplar finalmente el momento en el que tenía lugar el eclipse total y la aparición de la Luna de Sangre. Menudo momento… la sensación era… no puedo describirla con claridad ahora de la misma manera que no podía describir lo que sentía en ese preciso instante…puede que una mezcla entre asombro e inquietud. La luz es muy especial porque aunque la oscuridad reina un tenue velo cubre el paisaje. Sorprende ver como una hora antes la luz lo inundaba todo y ahora te encuentras sumido en esa extraña oscuridad.

En fin que intenté realizar unas tomas de la luna eclipsada como tenía planeado pero ya con el peso de saber que no podría tener la imagen que quería tner puesto que para ello debería haber podido contemplar el fenómeno desde el comienzo sin problemas y no se dio el caso.

Así que decidí cambiar de lugar para intentar hacer algo diferente a lo que el resto del mundo sabía que haría: un juego entre el faro y la luna eclipsada. Pero ya que estaba y dado que parecía que no iba a venir ninguna nube más lo suficientemente descarada como para fastidiarme otra vez, decidí poner en práctica el proceso que tenía planeado en la primera localización pero de manera más improvisada surgiendo así la imagen del faro con el final del fenómeno de eclipse, desdeluego es una pena no haber podido captar todo el proceso como tenía planeado.

En fin… que me lo pasé bien, mucho tiempo para relajarme y dejar de pensar en todo lo que me atormenta aunque no pudiese obtener la imagen deseada. Otra vez será, solamente tendré que esperar 33 años para que se repita lo mismo…jeje…bueno, no tanto porque el próximo eclipse total de luna tendrá lugar solamente en unos cuatro años. Estaré más preparado esa vez.

Finalmente decir que aquellos seres humanos que decidimos no dormir para contemplar este espectáculo somo seres especiales. jejeje Enhorabuena a todos y todas las que lo vivimos en persona y no solamente a través de las fotografías de otros.