Un nos vemos pronto y una mañana pasada por agua

 

 

Una mañana extraña en la que hubo que levantarse temprano, muy temprano, nada extraño si trabajas o si decides madrugar para fotografiar el amanecer, pero esa mañana el madrugón era para despedir a mi hermana pequeña que se marchaba de viaje a Reino Unido para trabajar. Una mañana especial que barruntaba además movimiento en el cielo, no solamente por el avión que despegaba sino por las nubes que presagiaban algo de agua.

Con ese panorama, decidí que ya que estaba despierto podría aprovechar para ir a algún sitio a afotar el amanecer y dado que el viento venía de levante, decidí apostar por un lugar que tenía ganas de ver en ese levante y además con nubes.

Allí encontré lo que buscaba aire, nubes y una tormenta con preciosos rayos frente a mi localización. Por fin podría pillar los rayos que tanto busco y además en un estupendo lugar. Pero no sería una historia mía si tuviese esa suerte. cuando me puse en el sitio desplegando el trípode, los rayos cesaron (claro, es de Germán Rubia de quien estamos hablando, y no puede hacer fotos de rayos) empiezo a pensar que alguien no quiere que vea rayos en persona y reza para que cuando llegue se acaben, alguien me ha mandado un mal de ojo.

 

En fin, que independientemente de los rayos ya desaparecidos, las condiciones eran fantásticas para lo que buscaba, aunque no podría ver el Sol porque las nubes cubrían todo el cielo. Así que a disfrutar del ambiente otoñal.

Udsc4383_na variable más apareció en la zona para mejorar o empeorar la
situación la lluvia, primero en forma de gotas arrastradas por le viento, y luego en forma de lluvia torrencial que me hizo abortar por unos minutos la sesión para rdsc_4388_
efugiarme en el coche. Bueno, a decir verdad…lo único que se refugió en el coche fueron los bártulos fotográficos, porque una vez puestos a buen recaudo yo salí a mojarme. Sí, sin otro pretexto que el de dejarme mojar por la lluvia, así de rarito soy. Y corriendo por el lugar y gritando pasé unos minutos de gozo y de liberación mental, que falta me hacía. Hacía tiempo que no disfrutaba siendo yo mismo, siendo un tipo raro que se moja cuando llueve porque quiere mojarse.

Una vez hecho el tonto y cesada la lluvia, decidí reanudar la sesión rápidamente mientras las nubes parecían querer abrirse pues preveía algún momento interesante de luz y además ya no tendría que limpoar los filtros de gotas de lluvia, así que volví a donde estaba al principio y el cielo me regaló un bonito momento de luz mientras se abría algún claro, pero desgraciadamente lo pasé limpiando otra vez el filtro porque el viento seguía trayendo gotas de lluvia de no se sabe donde. Pero bueno, algo pude pillar de ese momento como podéis ver en alguna foto que pongo.Web-Prepared_______________

dsc_4393_

Este es el resumen de una bonita mañana donde un adiós dejó paso a un entretenimiento muy singular.

¡Hasta la próxima!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *